Si no se está conforme con lo recibido, se tiene un plazo máximo de7 días para su reclamación vía teléfono o correo electrónico, exponiendo las causas para tal circunstancia.

La empresa ha de proceder de dos maneras: aportando el coste del material defectuoso o enviando nuevamente el motivo del reclamo.