Riesgos de los protectores solares

  admin  

 (22)    (0)

Otro año más empieza el buen tiempo y con él, el bombardeo incesante sobre los peligros del sol y las consecuencias de exponernos a nuestro astro rey.

Pero aún conociendo las advertencias, llega el calor y ya sea por placer o por el deseo de un bonito bronceado acabamos pasando horas y horas en la piscina, playa o incluso la terraza de casa. Y para evitar males mayores (o eso creemos) echamos mano del protector solar.

Pues bien, algunos protectores solares pueden ser tanto o más perjudiciales para tu salud que torrarse al sol. En las cremas solares puede haber diversas sustancias manipuladas con nanotecnología o algunas que podrían actuar como disruptoras endocrinas, esto es, que pueden alterar el equilibrio hormonal. Y por si esto fuera poco, hay estudios que han de demostrado que muchos protectores solares químicos se han relacionado con un mayor riesgo de cáncer de piel. Entre los más peligrosos se encuentran los que contienen oxibenzona (que se encuentra en un 70% de las cremas solares del mercado), fragancias sintéticas y palmitato de retinol (vitamina A)

Además de hacernos daño a nosotros, algunos de los componentes de estas cremas se han vinculado a la destrucción de ciertos tipos de corales y otras especies acuáticas.

Por todo ésto deberíamos poner especial cuidado cuando vayamos a comprar este tipo de cosmético.

La mejor elección son las cremas solares con oxido de zinc, siempre y cuando no se encuentre en nanopartículas. El óxido de zinc es un filtro físico que forma una capa en la piel que refleja la luz solar impidiendo que los rayos UV penetren en nuestro cuerpo. Por lo tanto no intervienen en la química de nuestro organismo, sino que actúan sobre la piel a modo de pantalla. Tiene el inconveniente de que las cremas son más pastosas y dejan una película blanca debido al tamaño de las partículas minerales.

En ArGaia contamos con nuestra Crema Hidratante con Protección Solar a base de óxido de zinc y aceites vegetales protectores como el de semillas de zanahoria y frambuesa. Sin aceites esenciales para la pueda utilizar toda la familia.

Como conclusión final, recuerda que el sol es necesario para nuestro organismo y salud. Simplemente tenemos que exponernos a él con cautela y responsabilidad.

Feliz Verano

 (22)    (0)